28 de septiembre de 2008

Princesas de Cristal : Ana y Mia

28 de septiembre de 2008
Desde que somos pequeñ@s nos comparamos con las personas de nuestro entorno y creemos que aquello que vemos en la tele y en las revista es lo que debe de ser.
En muchas ocasiones se nos vende un mundo perfecto, en el que nosotr@s parece que no encajamos, por lo que nuestra inseguridad crece.
Queremos ser perfectas y perfectos y para ello, tener un buen físico, parece fundamental.
Cuando pensamos en tener un buen cuerpo, que no quiere decir que pensemos en un cuerpo bonito, lo primero que pensamos es en dejar de comer (pro ana = anorexia) o, bien, expulsar alimentos (pro mia =bulimia).

¿Por qué no pensamos en adoptar unos hábitos alimenticios adecuados?

Quizás porque parezca lo más fácil y lo más sencillo jugar con la comida, y porque no nos atrevamos a decir que TENEMOS MIEDO a no encajar en una sociedad en la que parece -se nos vende en medios de comunicación- que para triunfar debes tener un buen físico.

Debemos aprender a querernos tal como somos.
Debemos aprender que no tenemos precio y que no cotizamos en una bolsa en el que el buen aspecto físico nos ponga al alza.
Debemos aprender que no nos aporta nada aquello o aquellos que nos valoran por nuestro aspecto. Rodeemosnos de personas que nos quieran tal como somos.
Debemos aprender que no es una moda morir por no comer.

El MIEDO a NO SER ACEPTAD@S nos lleva a cometer locuras con dificil solución.




Tenemos que ser luchar por la libertad y no ser esclavos de las básculas y las apariencias. Debemos aprender a ser libres para ser felices.


Nota:
Hace unas semanas me apunté a un gimansio, sobre todo para relajarme haciendo ejercicio, y estoy alucinando como la mayor parte de las personas que van les encanta mostrar su cuerpo y verse sus músculos.

¡Cuidado con la vigorexia!


Este Blog se ha unido a la Campaña "Posiciona Contra la Anorexia".

3 comentarios:

musmushi dijo...

Pese a haber tenido contacto, lejano y cercano, con algunos casos de anorexia, sigo sin poder comprender exactamente el problema. Lo peor es el rechazo que me producen las personas afectadas. Sé que no está bien, que son enfermas, pero cuando veo fotos de anoréxicas me vienen a la cabeza imágenes de campos de concentración, de personas afectadas por la hambruna en Africa ...y me entra furia contra lo que me parece una patética burla de problemas tan graves.
Y hablando de gimnasios, no sé que ambiente tendrán pero en la piscina pública donde yo voy , en Carabanchel, te aseguro que músculos hay pocos. Ahí la tercera edad campa a sus anchas sin reparar en gordura, arrugas o celulitis. Y este verano las señoras en "top-less", con un par...

~ Mernissi ~ dijo...

No creo que sean comparables.
En los llamados "paises desarrollados" hay transtornos que no aparecen en otros paises "menos desarrollados".
En España en septiembre se habla mucho del síndrome posvacacional, ¿crees que en África les preocupará esto?.

Las chic@s que sufren transtornos alimenticios tienen verdaderos problemas de aceptación, problemas porque en una sociedad cada vez más exigente ell@s creen que no cuadran.

Con respecto al gimnasio... el viernes estuve por la mañana y, también, vi a mujeres y hombres terrenales :-) Me satisfizo mucho, sobre todo porque mujeres de edad madura salen de sus casas y se cuidan :-)

Un abrazo

Anónimo dijo...

Dabas un toque de atención con respecto a la vigorexia. Tengo un caso cercano y me llamó mucho la atención. Están cayendo muchos chicos jóvenes y no se dan cuenta de cómo se ponen. En el caso que conozco, este chico, está todo el día en el gimnasio y relatando punto por punto lo que hace y lo que come. Lleva un mes a base de arroz blanco y poco más. Eso sí, mucha pesa y mucho aparato. Cada día se parece más a un Madelman en miniatura y con cara de cadáver. Es una verdadera pena lo que hacen con l@s jóvenes a través de prensa, televisiones, películas y sobre todo, en las tiendas de ropa. Seguimos con las tallas Barbies y parece que el ser humano cada día es más de plástico. Yo ya he desistido de entrar en esas 36 de niña pequeña y estoy tan a gusto. Viva la carne al natural!!!. Un saludo. Mª el Carmen Cabanillas Medrano.