27 de junio de 2008

Póntelo, pónselo

27 de junio de 2008
Siempre para dormir escucho la radio y anoche cuando fui acostarme comenzó un programa en el que las personas llaman para contar sus experiencias (buenas o malas) y pedir y dar consejos.
Ayer abrieron el programa con la historia de un chico homosexual que ha sido contagiado por el virus del SIDA y fue por no usar protección para practicar sexo.
El chico hablaba de que la persona que le contagió, quizás fuera con otras personas sin advertirles, pero, además, él había notado que las personas se habían relajado en el uso del preservativo porque ha habido una disminución de la percepción del riesgo.
Ante esto, sólo me queda recordaros a heteros y gays:

¡PÓNTELO, PÓNSELO!





Actualización:

Os dejo un vínculo que me pasa @carmesanchez y que nos recomienda un ¡¡Feliz sexo veraniego!!

4 comentarios:

BenitezDelgado dijo...

Es cierto que existe un problema de relajación en las buenas costumbres de protegerse eficazmente contra las ETS. Lo que más me preocupa es que ahora no es por desconocimiento o falta de formación, si no por desinhibición.

En mi modesta opinión, y aunque haya sectores que critiquen la educación sexual en el terreno más práctico, hace falta una "segunda modernización", porque en todo hay un 2.0, y considero que hay que lograr que nuestra juventud tenga relaciones sexuales satisfactorias, y también sexualidad unipersonal correcta.

Espero que coincidas conmigo en esta inquietud. Besos.

Carme Sànchez dijo...

colaboro como sexóloga en una web para jóvenes y en mi último post hago referencia al tema: http://www.soyunmuaker.com/blog/index.php/?p=138

Fátima Ramírez Cerrato ~Mi nick es Mernissi dijo...

Me dice @carmesanchez en un tuit lo siguiente:

Hay información pero no educación ( te lo dice una sexóloga de profesión)

De un modo sintético es lo que tú dices, también, benitezdelgado y lo que pensamos muchas y muchos. Ahora, más que antes, hay más información, pero no se asimila.

¿Os acordais el debate que levantó en 1990 el segundo video que he colgado en el post?
Fue impresionante: lo agresiva que suponía para aquel momento la campaña hizo que todos supieramos que no había que tener verngüenza por llevar preservativos, es más, que se debían de usar, que no eran malos.
Yo me identifiqué con esa campaña, por lo que me llegó y la escuché, la miré y la comenté con mis amig@s.
Quizás lo que ahora se necesita, tanto en educación sexual como por el aumento de consumo de drogas, son campañas agresivas que generen un debate social y haga reflexionar a la población.
Por supuesto, en esto también son responsables la familia y el cole, y, creo, que aún nos falta abrir la mente más.

Ahí lo dejo ....

Anónimo dijo...

está muy bien todo eso de las campañas, son muy agresivas, nos aterrorizan y terminamos usando el preservativo con miedo. pero el componente pasional-hormonal masculino va más allá sobre todo si va aderezado con alcohol o drogas.
pero nadie se ha preguntado qué pasa después de esa campaña que te aterroriza cuando un día te haces la prueba y sale positivo. entonces el médico con cara de "nu sé" te mira y dice: no pasa nada hombre que tampoco es para tanto, de esto no te mueres, eres crónico y ya está. vuelve dentro de 6 meses.
y te vas a casa con un miedo en el cuerpo que da frío, sientes hielo. recuerdas la campaña, todas sus advertencias, todo lo malo que está por llegar, al acecho; y esperas, después de que te digan que estás hecho un toro, olvidarte un poquito de todo.
pienso que los políticos han abandonado a los seropositivos. van a la prevención pero una vez pasada la barrera ya eres basura.
te felicito por el blog de todas formas, me gusta mucho