30 de septiembre de 2008

Estoy convencida de la necesidad de un Ministerio de Igualdad

30 de septiembre de 2008

Ayer, día 29 de septiembre, se celebró en la Sala Clara Campoamor del Senado una sesión de la Comisión de Igualdad. En ella, compareció la Ministra, Bibiana Aido, para informar sobre los objetivos y el programa de trabajo del Ministerio durante la presente Legislatura. Era un día triste porque el fin de semana anterior habian sido asesinadas dos mujeres.

Su intervención verso en torno a cinco pilares:

a) Violencia de Género:

Se va a trabajar desde el Ministerio en cinco grandes objetivos:

  1. Prevenir la violencia de género.

  2. Mejorar la asistencia a las víctimas.

  3. La mejora de la respuesta profesional en las diferentes actuaciones desarrolladas sobre la violencia de género y más eficacia en los protocolos de actuación.

  4. la investigación y gestión del conocimiento sobre la violencia como instrumento clave para seguir avanzando en respuestas acertadas.

  5. Una actuación integral sobre la masculinidad y los hombres.

b) La lucha contra la discriminación laboral de las mujeres.

c) El Instituto de la Mujer, como organismo asesor y referente para las mujeres.

d) Interrupción voluntaria del embarazo y la Ley Integral de Igualdad de trato.

e) Juventud.

Habló de medidas que ya se están llevando a cabo y de acciones que están previstas.

Mi asombro llegó cuando comenzaron a intervenir las portavoces de los Grupos de CiU, PNV, PP y el portavoz del Grupo Mixto.

Desde la creación del Ministerio de Igualdad mucho se ha hablado de su necesidad o de la idoneidad de una Ministra joven, pues bien, creo que ambas cosas han sido acertadas.
Primero, la creación del Ministerio, porque después de escuchar ayer a tres políticas y un político defender a la mujer madre y esposa, en detrimento de la profesional, creo que está claro que esta sociedad necesita una educación en igualdad de oportunidades.
Ayer asistí a un debate en el que quedó claro que hay que reforzar la cultura política de la igualdad, ya que no se puede consentir que haya mujeres y hombres que se nieguen a ampliar espacios de igualdad y libertad de las mujeres.
Fue sorprendente observar como alguna portavoz no llevaba preparada la intervención, hasta el punto de centrarse en la recomendación de que fueramos madres, o preguntarle a la Ministra si estaba embarazada. Señora, ¿le preguntaría a un Ministro en su turno de palabra si está casado y tiene hijos?.
Con respecto a la salud sexual (para PP, CiU y PNV), está claro, que no debe existir. Ni educación y menos prevención, supongo, que lo mejor es la abstinencia y la procreación. Según pude entender sí estaban de acuerdo con la educación sexual para los padres, ¿sería para luego transmitirsela a sus hijos o sólo para que no les llegue la información a los jóvenes?.
Ellas y ellos no entienden que sexo inseguro igual a embarazo no deseado.
Cuando llegó la intervención de la portavoz Socialista, las Sendoras del Grupo Popular, empezaron a reirse de ella, de la postura que defendía e incluso se reían de expresiones que usaba (os dejo algunos twiteos de ese momento).


Segundo, felicito al Presidente por haber nombrado a una Ministra de su edad, por varios motivos:

1. Puede demostrar que la juventud no es contraria a realizar las cosas con seriedad y estar preparada para afrontar responsabilidades, de hecho, y por lo que expresó el portavoz del Grupo Mixto, estuvo resuelta en su intervención y sus respuestas. Vamos, que Bibiana fue aprobada por un portavoz.
¿Calificaría este portavoz a un Ministro de edad media por su actuación en una intervención?.

2. Pienso que las políticas de juventud deben ser gestionadas por jóvenes y para jóvenes y más aún, si hay Partidos, como PP y CiU, que creen que estas políticas no son necesarias. Es decir, el PP que dice que es el Partido que se preocupa por los jóvenes, por su emancipación y todas esas cosas que ahora venden, han dicho en la Comisión de Igualdad del Senado que no creen necesarias las políticas de juventud. Eso sí, no fueron los únicos, CiU y PNV, también.
Vamos, que las políticas transversales que se dirigen a la juventud deben desaparecer según estos Grupos (PP, CiU y PNV) porque según escuché a una de las portavoces: "La juventud se lo lleva todo".

Después de tres horas y media estaba alucinada de lo que había escuchado y visto - precisamente - en la Sala Clara Campoamor del Senado, ante la primera Ministra de Igualdad, ante tantas mujeres. Estaba sorprendida pero con ganas de seguir trabajando en pro de la igualdad de oportunidades y cada vez estoy más convencida que es necesario un Ministerio de Igualdad, porque aún no han desaparecido aptitudes que degradan a la mujer y a las que ayer asistimos.

Termino con una frase:
La igualdad es un requisito de la Democracia y el Ministerio de Igualdad quiere que se pase de la igualdad legal, a la igualdad real.

Nota:
Se pueden seguir los Plenos y las Comisiones por la web del Senado (aquí).


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Están intentando ridiculizar el papel de una mujer, joven y ministra, y ponerla en el sitio donde a ellas las ponen en su entorno político, social o profesional: mujer, figurita de cera y, movida por los hilos de los hombres que dicen pertenecer al centro de algo y que las ponen en el escenario político para que revuelvan el gallinero de la democracia y la igualdad donde acaban siempre a la derecha de sus señores líderes, bendecidas por sus señores guías espirituales y ultracatólicos y muy monas ellas son sus trajecitos sastre y sus mechas, calladitas y muy dignas. Menos mal que estas "gallinas piadoras" son las consortes apropiadas a los relumbrones a los que acompañan en este maridaje al centro de la nada. Mª del Carmen Cabanillas Medrano

PICALCAN dijo...

Se puede ver de dos maneras. Una que el peor machismo se encuentra en las propias mujeres(en algunas). La otra, peor, es ver como la política es capaz de hacer que una mujer defienda antes una siglas que su propia libertad y dignidad.
En primer lugar una persona debe ser honrrado consigo mismo, éstas son las que pudren la política.