25 de noviembre de 2009

¿Porqué tiene que haber un día que lo llamemos "Día Internacional en contra de la violencia de género"?

25 de noviembre de 2009
Esta mañana Esteban Mucientes (a.k.a. @mediotic), tuiteaba:


A esto le he contestado que para mí, como no dudo que lo será para él y para otras muchas personas, todos los días son contra la violencia de género.

Posteriormente, comentaba:



Lo suyo sería que existiera la paz en el mundo, que no existiera ningún tipo de violencia, ni hacia las mujeres, ni hacia los niños y las niñas, ni hacia ningún ser vivo, pero no es así. La realidad, como todos sabemos, es mucho más dura y día a día, se cometen barbaridades hacia la humanidad.
Yo sí creo que debe existir este día y si se llegase a erradicar la violencia de género, debería de seguir existiendo. ¿Porqué?
Debe existir este día para que unamos todas nuestras voces y digamos lo que está ocurriendo no sólo en España, sino en el resto del mundo: ablación, violaciones, explotación sexual, explotación laboral, etc. Debe existir este día para que las mujeres y los hombres que queremos crear una sociedad de iguales, lo digamos, debatamos, propongamos soluciones y recordemos que las muertas tienen nombres y apellidos, que son muchas mujeres las que sufren vejaciones y que este problema comienza a tener visibilización; es decir, ya no está tan bien visto que se diga: "Es normal que mi marido me pegue, es que me lo merecía".
Por días como estos, en los que se han realizado tantas acciones a la vez, en el que se ha hecho tanto ruido, en el que se ha conseguido que un hashtag sea trendic topic, se ha conseguido concienciar a una persona (como mínimo) o penetrar en el mundo de los medios, hemos conseguido que éstos se hagan eco, se sensibilicen cada día más y sean más cuidadosos en sus informaciones.
¿Porqué debería seguir existiendo ese día?
Porque no podemos olvidar. Igual que no debemos olvidar lo que nos hizo llegar a una Guerra Civil, en la que lucharon hermanos, no debemos olvidar cuál fue la educación que ha llevado a siglos y siglos de sometimiento de las mujeres.

Para aclarar la conversación mantenida en Twitter con algunos tuiter@s, como @TuristaEnTuPelo ,@albalopez, @TwittBoy, @cosechadel66, @mediotic , quiero decir que:

- Yo soy optimista y espero que la educación cambie y que la sociedad se dé cuenta que no se puede vivir de espaldas a un problema que sufre el 50% de su población.
- Que llevo años comprometida con las mujeres, porque soy una de ellas, porque sé lo que es sufrir el machismo y porque creo en la libertad, la justicia y la igualdad.
- Que sí creo que deban existir estos días porque hablamos de Derechos Humanos y nunca es suficiente hablar de ellos.
- Porque hay que debatir y rebatir para intentar que las conciencias se despierten.
- Y que mientras pueda seguiré hablando, debatiendo, gritando para que las mujeres seamos respetadas.

Ayer, en el Foro Internacional de violencia de género y juventud, escuchaba a la periodista Lydia Cacho, que nos decía que si un hombre fuera capaz de hacer que otro hombre dejase de pagar por favores sexuales, se acabaría la trata de blancas. Pues eso, si una mujer o un hombre, fuera capaz de hacer que otra mujer u otro hombre entendiese que esto es cuestión de Derechos Humanos, si fuéramos capaces, como decía Lydia, de hablar de paz, en lugar de violencia, quizás llevaríamos más camino andado.

1 comentarios:

TwitterBoy dijo...

Exclelente, Mernissi, suscribo todas y cada una de tus palabras. Hay que seguir luchando y cada día más y desde más puntos, sitios, blogs... y sobre todo practicarlo en el día a día con nuestro propio ejemplo.
Aunque también le doy la razón a Mediotic cuando twiteaba eso de que "lo suyo es que un día como hoy no hiciera falta", porque lo ideal sería que se dedicase el día a..no sé, "el día de la cría del Berberecho", por poner un ejemplo. Eso significaría que la violencia de género sería algo contra lo que no habría que manifestarse porque ni siquiera sabríamos lo que es, porque sería algo que no tendría cabida en nuestras cabecillas...Es una utopía, lo sé...pero a que sería maravilloso¿Verdad?

Yo sueño con que algo así lo puedan vivir mis descendientes al menos, que vean como algo imposible e inverosímil ese concepto de "violencia de género que existía en los tiempos del viejo", que vivan en una sociedad, si no más justa, al menos más civilizada e igualitaria.

En cualquier caso, es una utopía, como digo, pero al fin y al cabo, granito a granito, igual... algún día...

Un abrazo!!